AHORA EN VIVO
El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

El peligro mortal de los autos con llave inalámbrica
El peligro mortal de los autos con llave inalámbrica

Se trata de horribles accidentes en los que la tragedia habría estado vinculada a una popular innovación de la industria automotriz: los vehículos con “encendido sin llave” que, en realidad, operan con un dispositivo inalámbrico que en la cercanía del auto permiten que éste sea encendido y permanezca en marcha.

Y ese es justo el problema: se han dado casos de vehículos que, dentro de garajes cerrados en las casas, se quedan encendidos por mucho tiempo, incluso aunque la llave inalámbrica no se encuentre dentro, y colman de monóxido de carbono las viviendas al grado de que esos gases tóxicos afectan a sus habitantes, a veces de modo letal.

Un desolador caso de esa naturaleza se habría dado recientemente en Louisville, Kentucky. De acuerdo a Yahoo News, en una mañana fría Juvenal García Mora al parecer encendió su auto dentro del garaje y lo dejó en marcha  mientras preparaba a sus dos hijos para ir a la escuela.

Ver fotos
La página de GoFundMe para recaudar fondos en apoyo de la familia de Cruz Isaac Garcia, Juvenal Garcia Mora y Mayra García, fallecidos por intoxicación de monoxido de carbono. (Foto editada: GoFundMe)

Lo siguiente que se supo de esa familia fue estremecedor. El pequeño niño Cruz Isaac García, de 3 años, murió sentado en su asiento para niños dentro del automóvil, su padre quedó tendido en el suelo fuera del vehículo y la niña Mayra, de 8 años y también hija de García, fue encontrada inconsciente en el auto y falleció poco después en el hospital.

La causa habría sido envenenamiento por monóxido de carbono. Gas que habría salido del escape del auto y se habría acumulado en concentraciones letales en el garaje cerrado de la familia. Una campaña en GoFundMe ha sido lanzada para apoyar económicamente a Margarita, la madre y esposa de los fallecidos.

Situaciones trágicas como esa se han dado de manera creciente en Estados Unidos y aunque en el caso específico de la familia García aún no puede afirmarse que un sistema de “encendido sin llave” haya tenido que ver en el accidente, sí ha sido así en otros casos.

Como se comentó en este medio, organizaciones como KidsandCars.org han documentado que 28 personas han fallecido y 71 resultado lesionadas en los últimos 12 años en Estados Unidos a causa de intoxicaciones por monóxido de carbono acumulado luego de que, vía un sistema de “encendido sin llave”, un auto fue puesto en marcha y dejado así dentro de espacios cerrados.

Y dado que el uso de esos sistemas en los automóviles va al alza, al grado de que los sistemas de llave tradicionales estarían presentes solo en el 38% de los vehículos nuevos, la amenaza potencial de que un auto se quede encendido, por acción del conductor o incluso de modo inadvertido vía la activación de ese mecanismo inalámbrico, es creciente.

The New York Times, por ejemplo, narró hace unos meses el desolador caso de Fred Schaub, quien llegó a casa en su camioneta, la estacionó en su garaje y entró a su casa sin percatarse que el vehículo, provisto del sistema de llave inalámbrico, se había quedado encendido. Poco más de un día después fue hallado muerto en su habitación, ubicada sobre el garaje, víctima de intoxicación por monóxido de carbono.

Los niveles de ese gas en la casa de Schaub habían alcanzado niveles 30 veces superiores a los tolerables por los humanos, se indicó en el Times.

Otro triste y perturbador caso fue el de Jeanette Coller, que dejó su auto encendido en el garaje de su casa sin percatarse de ello, lo que provocó que poco a poco el monóxido de carbono inundara su vivienda. Tiempo después, ella se derrumbó en su cocina y su esposo falleció en su dormitorio. Ese habría sido, de acuerdo al Times, el primer caso claramente documentado de fallecimientos por monóxido de carbono vinculados a un sistema de “encendido sin llave”.

El Times documenta varios otros casos, de personas de diferentes edades y condiciones.

Ver fotos
Una llave de auto inalámbrica. (ABC)

Ante ese singular peligro, se han propuesto medidas como sistemas que emitan sonidos para alertar al conductor que el auto se ha quedado encendido sin que la llave inalámbrica esté en su cercanía o incluso un mecanismo para que el vehículo se apague automáticamente en ciertos casos. Pero oposición de fabricantes han hecho que esas propuestas no prosperen y en realidad todo está sujeto a la decisión de cada compañía automotriz, que en algunos casos tienen sistemas de seguridad vinculadas a sus sistemas de “encendido sin llave” más o menos efectivos que han ido incorporando en sus modelos recientes.

Con todo, muchos vehículos de años anteriores que incluyen llave inalámbrica no necesariamente tienen esos elementos de seguridad adicionales y podrían, al menos potencialmente, ser objeto de problemas y hasta tragedias.

Así, es claro que establecer regulaciones y sistemas preventivos en los propios autos es necesario para que esos sistemas de llave inalámbrica no susciten tragedias, y también es importante concientizar a la población sobre los peligros de dejar un auto encendido en un espacio cerrado y de la posibilidad de que eso suceda, incluso sin que el conductor se dé cuenta, a causa del sistema de llave inalámbrica de su vehículo.

Sigue a Jesús Del Toro en Twitter: @JesusDelToro

COMENTARIOS